martes, 21 de diciembre de 2010

El humo y la bronca que se va a armar

La verdad es que a mí, como fumador, me importa un carajo la ley antitabaco que a partir del día 1 de enero prohibirá fumar en todos los bares, restaurantes y lugares de ocio.

Y me importa un carajo por diversas razones:

-1 Porque por alguna razón no me entran ganas de fumar en los sitios en los que sé que no puedo fumar, como en los cines, que no se vaciaron cuando se prohibió fumar en ellos.

-2 Porque al bar del pueblo vamos ocho, y a veces diez, cuando vienen los de la pareja de la Guardia Civil, que también fuman... Con eso lo digo todo.

-3 Porque si aparece por el bar de mi pueblo un inspector a las ocho de la tarde, a mil y pico metros de altura y diez grados bajo cero ya creo en milagros, en Santa Claus y en el Ratoncito Pérez, y todo de un golpe.

En los pueblos, la verdad, tenemos menos posibilidades, menos servicios y menos onfraestructuras, pero por otro lado disfrutamos al libertad de hacer más o menos lo que nos salga de las narices mientras no molestemos al vecino.

Lo que yo me pregunto y os pregunto es qué va a pasar con esta ley en las macrodiscotecas de las islas, o de Levante, y que va a pasar con esta ley en los bares de copas de las capitales. ¿Prohibirán fumar también en Ibiza a los alemanes o es una ley sólo para pobres?

 Y es que yo veo dos problemas: por un lado, hay que reconocer que muchos, montones de turistas vienen a España a hacer las cosas que no pueden hacer en su país, como salir hasta las tantas, hacer el burro por la calle, mamarse como perros por cuatro duros y fumar en los bares. ¿Qué va a pasar con toda esa gente? ¿Seguirán viniendo igual? Por mí como si no vuelven, pero no creo que el sector turístico sea de la misma oipinión.

Por otro lado, me queda una duda: cuando a las cuatro de la madrugada esté la gente hasta el culo de cubatas y con alguna mierda más en el cuerpo, ¿quién va a ir a decirle al tío que enciende un cigarrillo que tiene que largarse? El segurata, supongo, pero creo que se va a armar.

Por mi parte ya os digo queme da lo mismo, pero creo que nos esperan unos meses de escuchar y leer muchas noticias sobre broncas. Aparte de los cierres, que no serán masivos, pero los habrá.

5 comentarios:

  1. [...] El humo y la bronca que se va a arma www.quintopino.org/sociedad/el-humo-y-la-bronca-que-se-va...  por Javert hace 4 segundos [...]

    ResponderEliminar
  2. El otro día leí que una de las cosas previsibles que pueden pasar es que cuando los bares de queden libres de humos, empezarán a apestar a sobaquina y a tigre. Y coño, eso sí que no.

    ResponderEliminar
  3. [...] de leer en el blog vecino un comentario sobre los efectos de la ley antitabaco en las grandes discotecas de Ibiza, Canarias y Levante y me ha venido a la memoria un comentario que me hizo este verano un [...]

    ResponderEliminar
  4. Créeme, los alemanes agradecerán la prohibición de fumar en los bares. Llevan años mofándose de nuestro atraso en este campo con respecto al resto de Europa.
    Por otro lado, cuando entro en un bar siempre oigo al dueño que se queja de que si prohíben fumar se le irán los 4 de siempre que le mantiene eso vivo.......... si supiese la de veces que los demás miramos por la puerta de cristal, vemos a los 4 de siempre y decidimos no entrar en ese ambiente, empezaría a echar a los 4 de siempre con la escoba.

    ResponderEliminar
  5. Me ha hecho gracia lo de la guardia civil de tu pueblo, joder yo me voy a vivir allí.

    Pensador tener parroquianos en bares cochambrosos que te alimenten la tragaperras y estén todos los días allí, ha sido suficiente hasta ahora para mantener los más de 344.426 bares de España (una absoluta burrada). En cuanto esos parroquianos no puedan estar a gusto, no creo que vayan a pasar por ahí unos no fumadores a ocupar su sitio. Así que si se cumple la ley, van a cerrar un buen número de bares, simplemente porque sobran. Con lo fácil que sería que los no fumadores no quisieran entrar a los antros, pero como os queréis meter en todos lados ahora se tendrán que joder. Una nueva era de cafés aguados Starbucks comienza!

    ResponderEliminar