domingo, 12 de diciembre de 2010

El socialismo dentro del capitalismo

El otro día estuve hablando con un camionero ruso (licenciado en exactas, manda cojones) y me dijo que la población rusa se había adaptado tan bien al capitalismo porque en el fondo ellos entendían mejor que nosotros el funcionamiento profundo del sistema. Como me lo tomé a broma, esperando un chiste, me lo explicó muy en serio.

¿Os gustan las paradojas? Pues os presento una bien amarga: cómo el socialismo, o cierta especie de socialismo, vive dentro del capitalismo y se convierte en su alma. Y en su alma siniestra además.

En las sociedades capitalistas se supone que disfrutamos de democracia y de una serie de derechos individuales que nos permiten oponernos a los imperativos que los demás tratan de imponernos. Digo que se supone porque en la práctica suceden otras muchas cosas, pero no es momento para entrar en ello.

Sin embargo, y aquí está la gracia, los elementos más representativos del capitalismo son las grandes empresas y las grandes multinacionales. Y las grandes corporaciones y multinacionales funcionan como entes socialistas: son supranacionales, no creen para nada en el individuo, su funcionamiento es completamente indiferente a la voluntad de los individuos que las forman y no existe en ellas democracia alguna, fuera del poder y la voluntad de una pequeña casta de elegidos, tipo politburó, que las rigen para la consecución de sus propios fines, y no los de sus miembros.

¿Qué diferencia real hay entre Monsanto y la URSS? Poca. ¿Qué diferencia real hay entre British Petroleum y Corea del Norte? Poca. Quizás que si quieres dejar de trabajar para ellos puedes hacerlo, mientras que no podías marcharte de la URSS ni puedes marcharte del régimen de la monarcas rojos, pero en el fondo la idea es la misma: ninguna democracia interna, fines ajenos a los miembros medianos e inferiores de la organización, ámbito internacional de actuación y superioridad absoluta de la organización sobre sus miembros.

Lástima que sólo sea esa clase de socialismo, y no el otro, el de la redistribución y la justicia social. Ese, me temo, es sólo un cuento para niños.

1 comentario:

  1. [...] El socialismo dentro del capitalismo www.quintopino.org/sociedad/el-socialismo-dentro-del-capi...  por Javert hace 7 segundos [...]

    ResponderEliminar