jueves, 7 de abril de 2011

Las escuelas taller son mi enemigo

Nunca lo hubiera imaginado, porque estoy radicalmente a favor de estos centros educativos, pero lo cierto, la jodida realidad, es que las escuelas taller se han convertido en el enemigo de todos los que tenemos alguna clase de responsabilidad sobre gente joven.

¿Cómo le dices a un chaval de pueblo que estudie, que se esfuerce, que saque los estudios y que se esfuerce? ¿Cómo se lo dices cuando ve que los que hicieron nada en su puta vida, los que se corrían las clases, los que vagueaban por las calles, los que armaban bronca en clase y no sacaban el título ahora están en la escuela taller, donde les dan el certificado casi por el morro y encima les pagan por asistir?

¿Cómo convencer a los chavales de que el tiempo no se puede desperdiciar cuando los que lo desperdiciaron tienen ahora más ventajas que ellos, un duro en el bolsillo y un certificado de cualificación?

Tengo más que claro que no se puede aparcar a la gente y que esas escuelas hacen una gran labor, pero lo que nadie mira es el efecto sobre los demás, sobre los que hicieron algo. El terrible precedente que sienta lo mucho que se ayuda al que se toca y toca a los demás los huevos.

Parece hecho a posta: sé un mierda, que ya te rescataremos, y además pagándote.

Joder.

5 comentarios:

  1. [...] Las escuelas taller son mi enemigo www.quintopino.org/desbarres/las-escuelas-taller-son-mi-e...  por lotto hace 3 segundos [...]

    ResponderEliminar
  2. Asi estan las cosas. "rescatan" y pagan a los vagos de la misma manera que "rescatan" y pagan a los bancos. ¿Sera para que no les podamos decir que el sistema apesta y da asco?

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo? fácil: el verdadero valor del esfuerzo y el estudio está en uno mismo, en lo asimilado, en lo aprendido, en lo aprovechado. Eso es algo que difícilmente aprenderán los que, desde la comodidad de una escuela taller, ven cómo les regalan un "título".
    En definitiva, que un título es un papel mojado si te lo regalan, al contrario que si te lo ganas. En conclusión, que no hay que ser cortoplacista, que quien se esfuerza, tiene más facilidad e encontrar una recompensa, y que quien ríe el último, ríe más y mejor.

    ResponderEliminar
  4. jose enrique garcia3 de mayo de 2011, 16:05

    Llevo 20 años trabajando en una Escuela Taller: no sé como actuará la escuela que conoces, pero NO TIENES NI IDEA de la realidad en la mayoría de ellas. No sabes el esfuerzo que hacen los chicos ni el trabajo que desarrollan, por ese trabajo es por lo que les pagan y te puedo asegurar que es poco e relación al alcance de los mismos. Te invito a que visites mas escuelas, te llevarás una muy buena impresión, por el trabajo que hacen los docentes y, sobre todo, por el de los chicos.

    ResponderEliminar
  5. @jose enrique: Me parece que estas dando publicidad a tu trabajo, porque estoy yo en una escuela taller en madrid y la verdad es que es lamentable:

    -Cobramos menos del salario minimo, cuando gente incompetente de 45 años cobran el doble y no hacen ni el huevo.
    -Nos esclavizan en los puestos donde estamos donde se nos mira con lupa el trabajo que hacemos y si te he visto no me acuerdo.
    -Los monitores y directores de la escuela no saben ni a quien tener dentro de la escuela (Siempre por si se menten en un problema legal)
    -Las vacaciones no han podido ser elegidas y nos toca en el mes mas caro para irnos de vacaciones como es agosto...para 540 euros que cobramos por hacer de funcionarios temporales.

    Es un asco totalmente, se miente y se manipula que da gusto y no puedes hacer nada de nada. Yo no toco otra escuela taller en mi vida.

    ResponderEliminar