martes, 5 de julio de 2011

Matar cabras con misiles teledirigidos

Los datos me espantan: EEUU se está gastando casi siete mil millones dólares al mes en Afganistán, lo que supone ochenta y cinco mil millones de dólares al año. Es una burrada de proporciones apocalíptica si se tiene en cuenta que allí no hay nada que rascar ni vale la pena meterse en las guerras tribales de cuatro señores de la guerra empeñados en sus juegos olímpicos de la destrucción.

Es una burrada, repito, pero la burrada es aún más grave si nos damos cuenta de que el PIB de Afganistán, o sea todo lo que produce el país en un año, es de veintisiete mil millones de dólares. Por tanto, sí, habéis leído bien, los Estados Unidos se gastan al año en ese país asiático cuatro veces lo que el país es capaz de producir.

Parece de risa, o de broma de café, pero si a los americanos se les hubiese ocurrido comprar el país a pedazos les hubiese salido mucho más barato que invadirlo. Si con la cantidad de años que llevan ya en operaciones militares afganas, hubieran ofrecido un sueldo vitalicio a todos los afganos que hubiesen emigrado, les habría salido más barato.

La cosa está clara: en esta nueva era de la tecnología costosa y precisa, no se puede emplear el último grito en armamento para ir a matar cabras a un andurrial casposo. Porque si no lo consigues, haces el ridículo y te arruinas. Y si lo consigues, igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario