sábado, 9 de julio de 2011

Rubalcaba y el mono con dos machetes

Francamente, celebro escuchar a un político como Rubalcaba, que sabe expresarse en público, que no lleva en la mano las mentiras escritas por sus asesores porque las tiene propias, y que tiene menos miedo a las preguntas de los periodistas del que los periodistas tienen a su respuestas.

Agradezco de veras que asome al fin este señor, incluso con el cachondeo incorporado de atreverse a decir que sabe cómo arreglar el país después de llevar medio siglo en el Gobierno si haber arreglado nada.

Me alegro de que el candidato socialista sea un candidato en plan Vladimir Putin, antiguo jefazo del aparato policial del Estado, porque a esa clase de candidatos se les quiere o no, pero no se les toca las pelotas en caso de llegar al Gobierno.

Y me alegro, sobre todo, porque después de esto ha quedado más claro que nunca que Zapatero es un pringado, que no manda ya nada, que está solo dentro de su propio partido (incluso porque así lo mandan las consignas electorales para desvincular al nuevo candidato) y que debería convocar elecciones en cuanto se convenciese de que le van a pagar la pensión lo mismo, nos jorobe seis meses o más o no.

Me alegro de que cualquiera,d e que cualquier partido, sustituya a Zapatero, porque nuestro problema es la nula credibilidad del Presidente, la nula fiabilidad que ofrece dentro y fuera de nuestras fronteras.

En Estos momentos, antes que a Zapatero, prefiero a Rubalcaba. En estos momentos, antes que a Zapatero, prefiero a un mono con dos machetes. Me siento más seguro y cómodo, ya veis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario