jueves, 6 de octubre de 2011

Dos años en Menéame. Mi experiencia

Aprovecho este espacio que me prestan los de la Central de Robledo para comentar mi percepción sobre Menéame, el principal agregador de noticias en castellano. Esta clase de webs se ha convertido en un verdadero referente informativo y es tremendamente útil a la hoira de evitar el sesgo de consultar un sólo medio, aunque tiene su propio sesgo, como comentaré más adelante, pro lo que es absolutamente recomendable para quienes quieran conocer más de un punto de vista sobre la actualidad. Lo recomiendo en particular a los profesores que tenga algún interés en imbuir a sus alumnos algo imprescindible para la vida: el espíritu crítico.

Her cumplido ya dos años como usuario en esa web, y esta es mi percepción de su actualidad y evolución. La mía, con mi propio sesgo.

-Manéame mantiene su política de software libre, y no sólo eso: su administrador principal comenta y discute posibles mejoras con los usuarios. En ese sentido, iunmejorable. Punto positivo.

-La política de transparencia sobre todo lo que se comenta y vota se combina con unos algoritmos complejísimos sobre votos concurrentes, tiempo transcurrido, aceleración de la popularidad y otras muchas variables. Es tan transparente y tan inteligible en su funcionamiento como una tarifa de teléfono móvil. Punto indeciso.

-A mi entender, el trabajo de los administradores ha mejorado mucho en los últimos tiempos, atendiendo más al espíritu de las normas que a la letra misma. Aunque no siempre he salido beneficiado de sus decisiones (y muchas veces al contrario), mi impresión es que  al involucrarse menos en las discusiones han mejorado la calidad del sitio y de las noticias que se ofrecen. Sucede un poco como con los árbitros de fútbol: cuanto menos se les ve, mejores son. Punto positivo.

-El sesgo ideológico de la web ha virado sensiblemente hacia la izquierda en el último año. Puede deberse a las elecciones o al típico efecto gregario, donde se favorece a los afines y se penaliza a los disidentes. En

-Desde el punto de vista comercial, no vale en absoluto la pena intentar hacer spam en Menéame. Puede suponer un incremento temporal de las visitas, pero los ingresos publicitarios son absolutamente ridículos. Por poner un ejemplo, me cuenta un amigo que 25.000  visitas procedentes de Menéame le produjeron 85 céntimos de publicidad. O sea que incrementa el consumo de ancho de banda, pero no monetiza NADA. Esto se debe seguramente a que sus usuarios son navegantes habituales de internet y muy rara vez hacen click en un anuncio, ni siquiera por error. Y significa también que pierde el tiempo doblemente quien intente molestar en esa web. Punto positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario